Skip links

Día del Cabernet Franc

¿Por qué nos gusta tanto este cepaje?

Día del Cabernet Franc

Cada 4 de diciembre se celebra en todo el mundo el Día del Cabernet Franc.

Cada 4 de diciembre se celebra en todo el mundo el Día del Cabernet Franc, una de las variedades más plantadas alrededor del mundo, cuyos vinos cobraron gran relevancia en la Argentina en los últimos tiempos.
El Cabernet Franc es oriundo de la región de Loire, en el centro de Francia, y junto con el Cabernet Sauvignon y el Merlot conforman el famoso “corte bordelés”, el blend tinto típico del terruño de Burdeos. Sin embargo, en muchas otras regiones francesas –especialmente en su Val del Loire natal- también se lo vinifica como varietal desde hace siglos. Si bien los Cabernet Franc franceses continúan gozando del máximo prestigio mundial, el cultivo y vinificación de esta variedad se expandió por el Viejo y el Nuevo Mundo, donde se encuentra implantado de forma incipiente en Australia, Sudáfrica, Chile, Nueva Zelanda y Argentina.

En nuestro país, actualmente el Cabernet Franc posee poco más de 1.500 hectáreas de viñedos. Sin embargo, en los últimos 5 años su consumo se amplió considerablemente; y junto con él su plantación. Mientras que en el pasado solo se utilizaba para sumarle a un blend frescura y una nueva capa de aromas y sabores, en los últimos años también dio grandes varietales en los distintos terruños argentinos.
Al igual que sucede con el Cabernet Sauvignon -que nació del entrecruzamiento natural entre el Cabernet Franc y el Sauvignon Blanc- hay un compuesto orgánico aromático que es parte de su identidad: la pirazina, que recuerda al pimiento morrón. Si bien ambas variedades otorgan vinos de buen cuerpo y taninos firmes, el Cabernet Franc es más fresco, austero, delicado y tiene una nota vegetal que lo caracteriza con sus aromas herbáceos y silvestres como a eucalipto y mentol.

El Cabernet Franc es oriundo de la región de Loire, en el centro de Francia, y junto con el Cabernet Sauvignon y el Merlot conforman el famoso “corte bordelés”

En líneas generales, los Cabernet Franc son vinos muy atractivos tanto en aromas como en sabores, con notas de pimienta, fruta roja y negra, toques especiados e incluso dejos florales en algunos casos. Son ejemplares de buen cuerpo y estructura, de taninos firmes y muy versátiles para acompañar comidas. Por su cuerpo ágil y su acidez equilibrada, armonizan muy bien con platos simples, de todos los días, como pastas con salsa fileto, pizzas y milanesas. De todos modos, también realza el sabor complejo de las carnes de caza.

En Luigi Bosca nuestras vides de Cabernet Franc se encuentran implantadas en Finca El Paraíso, Maipú, a 720 metros de altura; y también en Finca Los Nobles, en el distrito de Las Compuertas, Luján de Cuyo, a 1.026 metros. En el viñedo de 25 años de antigüedad situado en El Paraíso cosechamos las uvas para elaborar el varietal De Sangre Cabernet Franc, un vino de gran carácter y tipicidad varietal marcado por su perfil especiado.
Con las uvas que obtenemos en Finca Los Nobles elaboramos el vino Finca Los Nobles Cabernet Bouchet, un corte que es producto del entrecruzamiento natural en el viñedo de vides de más de 90 años de Cabernet Sauvignon y Bouchet (antiguo nombre del Cabernet Franc). Estos dos ejemplares que nacen en las fincas de la familia Arizu son el fiel reflejo de todo el potencial que esta cepa desarrolló en Mendoza, tanto para la producción de varietales como para aportar su carácter tan particular a los blends que con ella se elaboran.