Skip links

Diversidad de fincas: ¿por qué es importante tener uvas de distintos terroir?

Diversidad de fincas: ¿Por qué es importante tener uvas de distintos terroir?

El concepto de terroir representa la columna vertebral de la vitivinicultura actual y de nuestra filosofía de elaboración: para nosotros, tal como dice el Ing. Alberto Arizu (p), el vino nace en la finca.

El concepto de terroir representa la columna vertebral de la vitivinicultura actual y de nuestra filosofía de elaboración: para nosotros, tal como dice el Ing. Alberto Arizu (p), el vino nace en la finca. La interacción entre el microclima, el suelo, la geografía, las vides y el trabajo humano en un sitio determinado otorga al vino un carácter y una personalidad específica que se percibe a través de sus aromas, sabores y texturas.

Con el terruño como punto de partida para obtener ejemplares únicos y singulares, que se destaquen por su calidad y su impronta, la diversidad de fincas implantadas en distintas zonas de Mendoza es uno de los pilares detrás de los vinos de Bodega Luigi Bosca. Nuestras cuatro fincas están situadas en Luján de Cuyo, Maipú y Valle de Uco, tres de los terruños más destacados de la Argentina. Así, cada una de ellas (El Paraíso, Los Nobles, Miralejos y Los Miradores) aporta su unicidad a nuestra colección de etiquetas.

Las distintas zonas de la provincia en las que cosechamos nuestras uvas nos otorgan frutos y vinos diferentes en su identidad. Ejemplares más estructurados, con taninos más marcados, con una acidez pronunciada, más anchos en boca, con mucho nervio o de un corazón más dulce, entre muchos otros aspectos del vino que se relacionan directamente con su terruño de origen.

Por lo tanto, así como muchas veces los enólogos buscan trabajar con Single Vineyards (ejemplares elaborados con uvas de un único viñedo para potenciar su carácter), como en el caso del De Sangre Malbec Paraje Altamira o incluso el blend Paraíso; también es muy interesante contar con elementos de distintas zonas para que cada una haga su aporte al vino final.

Además, es justamente allí, en el assemblage final de un vino -ya sea un varietal elaborado con uvas de zonas diferentes o un blend- es donde se destaca especialmente la mano del enólogo.

En el caso de Bodega Luigi Bosca, para nuestro Director de Enología Pablo Cúneo y el equipo que él comanda, contar con uvas y vinos de distintas zonas de Mendoza es sumamente enriquecedor. Al igual que sucede con los colores en el caso de un pintor, con los acordes para un músico o con las especias para un chef, la posibilidad de mezclar los atributos de las distintas fincas y tomar lo mejor de cada una de ellas -o lo más adecuado para el resultado que se busca- abre un mundo de posibilidades.

Además, es justamente allí, en el assemblage final de un vino -ya sea un varietal elaborado con uvas de zonas diferentes o un blend- es donde se destaca especialmente la mano del enólogo. El arte de combinar y amalgamar esos distintos componentes es lo que convierte a un vino de terruño también en un vino de autor.
Entre nuestra colección de vinos, dos de los ejemplares que mejor reflejan este espíritu de búsqueda de la diversidad de fincas es Luigi Bosca Cabernet Sauvignon (elaborado con uvas de Maipú y Luján de Cuyo) y Luigi Bosca Malbec (proveniente de Luján de Cuyo y Valle de Uco). Del mismo modo, incluso el varietal Luigi Bosca Malbec DOC está elaborado con uvas de parcelas seleccionadas de viñedos ubicados en distintas zonas de Luján de Cuyo: Las Compuertas, Vistalba y Agrelo.

Como en muchos otros aspectos de la vida, sabemos que en el vino el todo también es más que la suma de las partes. Por eso, nuestra diversidad en fincas permite a los enólogos de la bodega lograr un resultado superador en cada uno de los vinos que piensan y elaboran.